En este momento estás viendo Identidad visual del despacho de abogados

Identidad visual del despacho de abogados

  • Categoría de la entrada:Noticias

La identidad visual del despacho de abogados es ese gran olvidado, hoy vengo a contarte de manera ridículamente fácil porque tienes que cuidarla.

La marca personal y blah blah blah

Llevamos años hablando sobre la marca personal del abogado, que tienes que saber venderte y mil cosas más.

Sabemos, porque sé que lo sabes, que la marca personal es la forma en la que los demás nos perciben, por lo que tenemos que cuidar las acciones que llevas a cabo, lo que comunicas y lo que transmites en tu día a día.

Pero a pocos despachos, como conjunto de personas trabajando alineados, veo cuidar este aspecto de su actividad.

Me explico.

Tengo estos amigos, tienen una marca personal alucinante, creo que pocas personas no saben quienes son si se mueven en el ámbito de internet. Son característicos y están muy bien posicionados.

Sin embargo, no sé apenas nada de sus despachos y me di cuenta esta semana, después de más de 5 años conociéndolos, porque me hicieron unas preguntas para ver cómo podían potencias la imagen de su despacho.

Visualmente hablando claro.

Me pareció super curioso que ellos, como individuos, atrajeran clientes, y que sus despachos, como empresas, al parecer no tan eficazmente.

Así que aquí estamos, a nada de hablar sobre la identidad visual del despacho de abogados, pero antes, empecemos por el principio 

La identidad de las empresas.

¡Ay! Las empresas, esas ficciones legales que pueden llegar a ser «alguien».

Podría enrollarme, pero hablemos de manera práctica:

Piensa en las marca más grande y más famosa que puedas.

¿Ya lo tienes?

Estoy segura de que, cuando pensaste en esa marca, no sólo pensaste en su nombre, también pensaste en su logo, sus colores asociados, su eslogan, las emociones que venden.

Esa es la empresa como entidad.

Las empresas tienen la oportunidad de convertirse en aquello que sus fundadores quieran, dotarlas de ese significado, esa apariencia logra que conecten con su público, logran, de alguna manera, ‘volverse sus amigos’.

Transmiten valores, ideas , sentimientos y colores que las posicionan en este mercado tan competitivo, cuanto más trabajada sea la marca, mejor les irá en el mercado.

Identidad visual despachos de abogados.

Ahora, pensemos en los despachos de abogados.

¿Hay alguno que te venga a la cabeza que destaque?

A mi algún spot o alguna web me viene a la cabeza pero no como entidad de marca, no me viene a la cabeza un color, una idea, un eslogan o logo en especial.

Es más, en este mundo global y colorido, la mayoría de los despachos son azules (porque transmiten confianza) tienen líneas muy rectas (porque transmiten seguridad) y tienen letras muy sobrias (porque transmiten seriedad).

Decía Carlos Carpintero en «Dictadura del diseño. Notas para estudiantes molestos»:

«El diseñador procuraba traducir o dar cuenta de esa identidad
encontrada a través de recursos visuales. Colores serios para organizaciones serias, estructuras mínimas para clientes amantes de la la ascesis, geometría abstracta para empresas de servicios financieros, formas orgánicas para emprendedores dinámicos, alegres tipos de fantasía para la televisión orientada a la familia y contundentes tipos sans serif para corporaciones del campo tecnológico.
De esta manera, se recuperaba un “algo” que el ente ya poseía y se
lo comunicaba a través de una puesta en escena más o menos glamorosa,
según resultara pertinente.

Hoy pensamos en esas acciones como la comunicación de un “espectáculo de identidad”. Un espectáculo repetido hasta el agotamiento, poco diferenciador, insustancial. Porque a lo que nos llevó esa forma de trabajar es a la replicación de soluciones similares para miles de clientes. Por obra y gracia de la providencia, todas las organizaciones parecían tener el mismo corazón. Una y otra vez repetían que en su pecho latía la calidad y las acciones orientadas al cliente.»

Carlos Carpintero.

Así que, aunque hemos trabajado «algo» terminamos en una uniformidad porque al descender en el centro del «diseño para diferenciarnos» terminamos siendo todos iguales.

Porque todos vendemos, seguridad, confianza, especialización ¿no?

Creo que ya va siendo hora de ser un poco valientes, de darle un poco de espíritu reivindicativo de esa diferencia.

¡Creo que es hora de mejorar la identidad visual del despacho de abogados!

Si dices ser diferente, demuéstrame que eres diferente.

Haz un customer journey, pero dale una vuelta a lo que ve el cliente y pregúntate:

¿Tu imagen está ayudando a transmitir tu mensaje? ¿Tienes papelería a juego con toda la estética del despacho? ¿Las redes sociales y tu web que tal van? ¿El tono del despacho se mantiene?

🙂 yo solo te digo que hacemos cositas de esas te dejo el email por aquí porque te podemos echar una mano: hola@akme.es

La principal ventaja de tener una imagen cuidada.

Una persona que sea la estrella de tu despacho es equivalente a tener un unicornio.

Brilla, atrae clientes, es maravilloso.

Pero si se va del despacho adiós a la principal atracción, los clientes perseguirán al unicornio.

¿Cómo salvamos esta situación?

Teniendo, para empezar, un nombre que no tenga que ver con los apellidos de los socios (recuerda, shit happens).

Para continuar, construyendo una imagen de despacho, que busquen a la empresa y no a los individuos, porque la empresa tiene unos valores, una imagen y unos servicios que da igual cuantos abogados pasen, el despacho prevalece.

El P.D sobre identidad visual del despacho de abogados más cañero que tenemos.

Resulta que, como sabéis, la capitana de este barco es colaboradora de Nolegaltech, y las rabbits necesitaban un rediseño de su ya de por sí molona web.

BUENO.

He estado dándole algo de amor y cariño a su web y yo solo os invito a verla

Quedan aún 3 proyectos que mostraros y espero ir soltándolos este mes, estad atentos y cualquier cosa: hola@akme.es