Diseño de contratos y las 6 reglas de oro.

Diseño de contratos y las 6 reglas de oro.

  • Categoría de la entrada:Noticias

Hace unas cuantas entradas lo prometí, así que aquí está un post dedicado a diseño de contratos.

Verás, pensé en un primer momento en hacerlo muy teórico, te cuento las bases, algunas cositas que me gustan y ya está, post terminado.

Pero se fue directo a la papelera, hemos venido aquí a tirarnos a la piscina.

Además, me han pedido que haga un paquete de contratos para una cosa muy secreta que veréis a eso de mitad de este mes de septiembre de 2020. (#StayTunned)

Por si acaso, este post tiene mucha información, puedes leerte la parte de introducción o ir al caso práctico al final.

Introducción al Diseño de contratos.

A ver, no es ningún secreto. Me flipan los contratos.

He comentado en varias ocasiones que suelo usar elementos visuales para complementar los contratos y algunos de mis favoritos como en esta publicación de linkedin

A veces son dibujos enteros que los tenemos como anexo al contrato de toda la vida.

Otras veces simplemente incluyen organización y secciones.

Pero, para que puedas ir paso a paso, hablemos de un buen diseño de documento.

Así, en general.

Estos pasos sirven para todo tipo de documentos: cartas, ofertas de negocios, flyers, carteles, tarjetas de visitas, lo que se te ocurra.

Ya te habrás dado cuenta: Te hablan mis conocimientos como dibujante (que me gusta más el título).

Las 6 reglas de oro:

Regla 1. Espacio negativo.

El espacio negativo es lo que conocemos como el espacio en blanco, esas áreas donde no hay elementos de diseño.

Sirve para separar secciones del diseño y lo más importante:

Permite que tu documento respire.

Es tan básico y fundamental que un documento respire que lo dije ochenta mil veces en el vídeo de abogados contra la crisis (aquí)

A nadie, repito, a nadie le debe de gustar leer un contrato como este:

Akme | contrato bloque

Es un bloque de texto que habla sobre una tarjeta de crédito, tiene tantos folios como un FIPER hipotecario y, como no tengas bien la vista, es desagradable de leer.

¿Por qué es importante que un documento respire?

  1. Un documento que respira inspira claridad (confianza).
  2. El espacio en blanco es un factor esencial para que el lector procese y digiera información complicada o muchos detalles.
  3. Guía el ojo y le ayuda a enfocarse en la información adecuada.

El tip:

Diseña el espacio en blanco.

Regla 2. La ley de la proximidad.

Los elementos que están relacionados de alguna forma deben estar agrupados.

Los que no tienen nada que ver deben tener un espacio en blanco entre medias.

Esta estructuración es básica para que el lector pueda entender las señales del documento (como las de tráfico) entendiendo lo que queremos decir.

Si pensamos en el bloque de texto anterior, todos los elementos están relacionados, no pudiendo diferenciar las secciones del documento de manera sencilla.

Regla 3. Repetición.

O coherencia.

Que los elementos tengan continuidad, que se repitan colores, organización de elementos, formas o gráficos, refuerza el diseño y ayuda a que el usuario pueda navegar por el texto.

Ejemplo: Si eliges una paleta de colores, los títulos siempre serán del mismo color.

Regla 4. Contraste.

Si comparas 2 aspectos del diseño estos serán diferentes en apariencia y naturaleza.

Puedes usar colores, formas o negritas para crear el contraste.

Pero recuerda: Si vas a destacar un elemento, que sea solo ese elemento.

Regla 5. Alineación.

Como regla general, todos los textos están alineados a la izquierda.

Una alineación central le da importancia a lo que se dice (por eso ponemos el juzgado al que nos dirigimos en el centro).

Una alineación a la derecha le daría una sensación de desenfado al texto.

El uso del texto justificado puede llegar a cansar un poco la vista al leer, porque altera los espacios entre los caracteres, así que úsalo con cuidado cuando diseñes contratos.

El truco.

Para alinear como un profesional piensa que hay una cuadricula en la hoja.

Regla 6. Jerarquía.

Que sea la última la debería convertir en la más importante.

Hay elementos o información que es más importante que otra.

En especial en los contratos.

El truco está en determinar cual es la parte central o fundamental del contrato que estás diseñando y a partir de allí los demás van en cascada.

Puedes resaltarlo con colores, cambiando el tamaño, con negritas o elementos gráficos, lo que necesite tu contrato.

Diseño de contratos aplicado.

Ahora que ya sabes los fundamentos básicos, vamos a aplicarlos al diseño de contratos:

Primero, las presentaciones: aquí mi libreta de proyectos.

Akme | área-de-diseño-de-contratos
Siempre tienes que tener una libreta de proyectos.

La importancia de ordenar la información con lápiz y papel te la tengo que contar próximamente, pero esa es mi recomendación número 1: usa lápiz y papel.

Establece las cuestiones previas (aquí las mega básicas)

  • ¿Quién es el usuario?
  • ¿Las partes tienen la misma fuerza o hay alguien más débil?
  • ¿Qué tipo de contrato es?
  • ¿Qué problema resuelve?

Si partes de un contrato previo (como yo) subraya las partes importantes del texto, anótalas y establece la jerarquía.

Akme | diseño-de-contratos-jerarquía
Aquí la primera versión en sucio.

A partir de aquí tienes que establecer los espacios en blanco, los elementos que van juntos, la paleta de colores, la técnica que usarás para contrastar y llevar al ojo al lugar donde quieres que esté.

Akme | esbozos-diseño-de-contratos

Haz muchos bocetos. No te quedes con el primero que se te ocurra, siempre puede haber diseños más interesantes que conseguir.

Una vez lo tengas claro, abre tu programa de diseño, esta vez elegí photoshop, y te pones a trabajar.

Akme |resultado-diseño-de-contratos

Diseño de contratos: La conclusión.

En este caso, partía de un buen contrato, eran 4 páginas de NDA que te contaban todos los por menores.

Aún así, la intención de este contrato es ser un todoterreno. Un modelo genérico que te sirva simplemente para mantener el secreto de la información que compartan las partes.

Así que las 4 páginas de word pasaron a ser un solo folio con la información básica que necesitas para operar.

Aquí el resultado y una comparativa.

Como ves partía de un buen contrato, tenia espacio en blanco y las partes ya denotan que iban por otros caminos al usual «REUNIDOS».

De momento se quedará así, pero, conociéndome, otro día que tenga libre volveré a este contrato y lo tocaré mucho, porque aun se puede mejorar.

¡Y eso es todo por hoy! Espero que empieces a usar estas reglas de oro a la hora de redactar cualquier documento.

EL P.D que esperabas sobre diseño de contratos.

Obviamente no necesitas un programa de diseño para crear documentos mega molones, tampoco necesitas un mac o un super ordenador.

Por lo general, basta con el microsoft word o cualquier procesador de texto.

El P.D que no esperabas sobre diseño de contratos.

Yo solo digo que si no te apetece hacerlo, en Akme nos encanta diseñar contratos, envíanos un email y cuéntanos que necesitas a Mare@akme.es