En este momento estás viendo Comics y demandas: una historia desde Estados Unidos

Comics y demandas: una historia desde Estados Unidos

  • Categoría de la entrada:Noticias

Que el derecho puede y debe ser más claro es una discusión ya superada, ahora, el tema central es responder ¿Cómo haremos el derecho más claro? ¿Será una buena combinación el binomio comics y demandas?

Hablemos de cómics.

Los cómics tienen una habilidad única de contar historias, junta todo lo bonito del cine con el papel, comparte más con la animación que con la ilustración.

Tiene ritmo, tensión, subidones de emoción.

Bajones

Es decir, lo tiene absolutamente todo si conjunta un buen guion y una buena expresión gráfica.

Si hablamos de narrativa, el cómic es uno de los medios más potentes y, a su vez, más exigentes, porque el dibujante de cómics es, muchas veces, un perfeccionista por naturaleza.

Por ejemplo, son capaces de dedicar 13 años de su vida haciendo sólo una obra, rica en detalles y experiencias.

Para luego hacer vídeos recomendando ahorrar tiempo porque no le recomendarían a nadie pasar por lo mismo.

Además, este año la comunidad de los dibujantes de cómic hemos sentido como agitaban nuestros monstruos interiores, debido a una triste noticia; el dibujante de la famosa historia Berserk falleció a los 54 años.

Si ya de por sí es una mala noticia, lo que nos erizó los pelos fue pensar que parte de culpa la tuvo el exceso de trabajo.

Creo que las palabras del famoso dibujante Puño lo dice todo:

La abogacía y el cómic exigen mucha dedicación y tiempo, en especial si no tenemos un proceso industrializado donde cada persona se ocupada de una parte de la cadena.

Creo que esto lo tienes que saber: un cómic necesita tiempo.

Necesitas trabajar textos, bocetos, personajes, mundos, el hilo conductor de la historia y eso no se hace en una semana.

Hablemos de demandas.

Creo que las demandas son un campo más acotado que los contratos, los contratos nos dan libertad de forma pero las demandas…

Para empezar, las demandas tienen un fuerte componente de tradición, es allí donde desplegamos todo nuestro conocimiento y, por tanto, nuestro vocabulario jurídico.

Por supuesto que habrá un latinismo (o varios), seguramente alguno muy pilluelo hablará «en los más estrictos términos de defensa»; ab initio, sabemos que los hechos son la parte fundamental de la demanda, porque iura novit curia y a posterior hablaremos en otros foros de la conveniencia o inconveniencia de cambiar el lenguaje jurídico para el ciudadano.

Esa tradición, larga e inmemorial se conjunta con el artículo 399 LEC

«Se expondrán numerados y separados los hechos y los fundamentos de derecho y se fijará con claridad y precisión lo que se pida».

No ha habido día que no la han esgrimido en alguna conversación que girase en torno de dibujos y abogacía, principalmente para tirar por tierra mis intenciones de comunicarme más fácil con el mundo entero. Hasta que hablamos de cómo trabajo.

Alguno se queda con la mosca detrás de la oreja.

Porque ¿Cómo iba a añadir claridad el dibujo al derecho?

¿Cómo iba a hacer las cosas más sencillas?

¿Cómo el derecho iba a ser insuficiente?

¿Cómo?…

¿Tú también lo has sentido?
Safe creative siempre serán mis favoritos
Este tiene una versión 3.0 un día os lo enseño borrando los datos.

Hablemos de comics y demandas

Para hacer un cómic sólo necesitas ponerte a dibujar, concatenar imágenes y contar algo.

Para hacer un BUEN cómic, tienes que saber contar historias, tener a alguien que sepa aportar buena técnica de dibujo (composición, equilibrio, línea, color…) y dedicarle horas.

La exigencia de la profesión del cómic y la abogacía siempre será mi mayor crítica a título personal, porque no me da la vida para ello, porque he tenido que estudiar anatomía, composición, perspectiva y a escribir en viñetas, por lo que mi biblioteca de dibujo es casi tan extensa como la de derecho.

Y mientras tanto sigo estudiando TODO lo que encuentre de propiedad intelectual, a nivel de España, Europa y Estados Unidos. (luego no me preguntes de laboral que ni idea, algo me suena pero olvídate)

Si pienso en otros compis abogados que me piden ayuda con la parte gráfica, todos tienen el mismo pie desestabilizado, que no cojo:

Se olvidan de contar historias.

Se dedican a contar una serie de hechos consecutivos y eso es simplemente.

Aburrido.

Alguno lo sabrá, estuve una vez en un despacho de urbanismo, y las líneas temporales, los esquemas, gráficos, todo estaba en conjunción para que el juez pudiera estudiarlo y mirarlo. Ninguna lleva mi firma, una pena.

Los comics y demandas es una materia pendiente que tendré siempre, porque no voy a tribunales, todo acaba en negociación.

Si quieres mi consejo no solicitado para juntar comics y demandas, cuéntaselo como se lo cuentas a un compañero con un café, grábalo, y escúchate a ti mismo ¿ha sido divertido? ¿Un tostón? Revísalo a fondo.

Contar historias debería ser la mejor habilidad de un abogado. Cuéntale una historia al abogado del contrario y seguro alcanzarás una negociación.

Cuéntale una buena historia al juez y a lo mejor inclinarás la balanza de la justicia.

P.D. Comics y demandas; sabor de verano.

No es que estuviera de vacaciones, lo cierto es que este post está escrito desde que mi amiga Yasmina me enviase el cómic que ha salido en muchos sitios por narrar los hechos de una demanda, una tranquila tarde el 5 de julio.

Pero julio es mi mes, y por lo general, suele ser una locura, es lo que tenemos lo cáncer ¿Qué le vamos a hacer?

Espero que, al contrario, tú hayas pasado unas semanas estupendas y estés viendo a agosto con la ilusión que se merece.

Esa que tiene algo de sabor de verano.

Y si tienes un proyecto loco con comics y lo que sea, no te olvides que tenemos el correo hola@akme.es